Un recorrido por la carrera de Jackie Chan

El camino del gran héroe oriental

No es ninguna casualidad que Jackie Chan sea la estrella más importante de Asia y uno de los actores más convocantes en todo occidente. Toda su vida se ha dedicado a perfeccionar sus habilidades, las cuales comenzaron a florecer cuando sus padres lo anotaron a estudiar Kung-fu y luego se inscribió en la exigente escuela de la Ópera de Pekín. Su carrera en el mundo del cine, como no podía ser de otra manera, empezó como especialista en escenas de riesgo y, poco a poco, su talento le permitió sumar minutos frente a cámara. Después de la trágica muerte de su héroe Bruce Lee, a quien tuvo el placer de conocer en el rodaje "De la China con Furor" (Jing wu men) y hasta compartió una mítica escena en "Operación Dragón" (Enter the Dragon), el público esperó que él se convirtiera en su heredero natural. Sin embargo, Jackie no quería ser un simple imitador ni vivir a la sombra de nadie y, a fines de la década del '70, se dedicó a enriquecer un estilo único que mezcló sus habilidades para las artes marciales con el humor físico de Buster Keaton. De aquella etapa, sin dudas, los films imprescindibles son "La Serpiente a la Sombra del Águila" (Se ying diu sau) y "El Maestro Borracho" (Zui quan).

Durante los '80, títulos como "The Young Master" (Shi di chu ma), "La Armadura de Dios" (Lung hing foo dai) y "Police Story" (Ging chat goo si) lo consagraron a Chan como la mayor celebridad en China. A principios de los ´90, sus películas conquistaron nuevos mercados y solo era una cuestión de tiempo para que Hollywood le hiciera una propuesta irrechazable para su primer protagónico en la meca del cine. Después del éxito de "Masacre en Nueva York" (Hung fan kui) e "Impacto Fulminante" (Ging chat goo si 4: Ji gaan daan yam mo), el gran salto a la industria norteamericana se produjo con los súper taquillazos de "Una Pareja Explosiva" (Rush Hour) y "Shanghai Kid" (Shanghai Noon). A esta altura, todo el mundo sabía quién era Jackie Chan y su meta de ser una referencia mundial por su estilo único ya había sido alcanzada con creces. Finalmente, después de algunas superproducciones occidentales como "La Vuelta al Mundo en 80 Días" (Around the World in 80 Days) y "Karate Kid" (The Karate Kid), el experto en artes marciales prefirió volver a su país natal tiempo completo y dedicarse a fomentar la industria local, algo que consiguió con "Police Story 2013" (Ging Chat Goo Si) y "Dragon Blade" (Tian jiang xiong shi) que no solo triunfaron en tierras asiáticas.

En 2012, cuando estrenó "Chinese Zodiac" (Sap ji sang ciu), el actor anunció que esa sería su última película de acción extrema, pero en sus siguientes películas siempre nos regaló algunos detalles de su talento y su carisma en coreografías imposibles. Hoy en día, continúa siendo la figura más importante del cine chino (algo que demuestra su cachet superior a los US$ 50 millones) y tiene por delante una lista de proyectos que demuestran que a sus 62 años está tan vigente como a los 30.  Como se lo merece, su excelente carrera será galardonada el próximo año cuando la Academia® le entregue un premio honorífico por su trayectoria. Nosotros nos sumamos a los reconocimientos y le agradecemos por todo su arte (marcial).

No te pierdas a Jackie Chan en nuestra programación. Busca los horarios de "Chinese Zodiac" en spacego.tv

PUBLICIDAD

Cuándo llegará el primer trailer de "Spider-Man: Far From Home"

Se hace desear

El director de "X-Men: Dark Phoenix" anticipa el tono de la película

Un nuevo comienzo

Jason Momoa habla sobre el futuro de Henry Cavill como Superman

La Liga unida

James Wan quiso hacer un reboot de “Blade” antes que “Aquaman”

Historias perdidas